Domingo, Septiembre 23, 2018

TRIBUNAL SUPREMO

  • STS 1345/2017: Distinción entre “actuación de urbanización” y “actuación de dotación” en el caso del APR “Mahou-Vicente Calderón”.

STS 1345/2017, de 20 de junio de 2017: El Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto por la entidad Mahou S.A. y por el Club Atlético de Madrid S.A.D. contra la sentencia de 30 de mayo de 2016 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que anulaba el Plan Parcial de Reforma Interior de Desarrollo del Área de Planeamiento Remitido 02.21 “Mahou-Vicente Calderón”, así como, la Modificación Puntual del PGOUM de 1997 en el ámbito “Mahou-Calderón” en relación con la falta de previsión de vivienda protegida dentro del ámbito.

La Sala de instancia llega a tales conclusiones tras examinar, entre otros motivos, la STSJM de 13 de abril de 2015 que anulaba el Acuerdo del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid de 29 de diciembre de 2009 por el que se aprueba definitivamente la Modificación Puntual del PGOU de Madrid de 1997 en el mismo ámbito que se está discutiendo en este mismo caso, ya que en dicha Modificación Puntual se permite una edificabilidad general que excedía la prohibición legal de edificar una altura superior a tres plantas más ático. Así mismo en dicha sentencia ya se contempla que dicha transformación urbanística está ligada al proyecto Madrid-Río, al soterramiento del resto de la M-30, creación de nuevos espacios libres y a la mejora de la accesibilidad entre el río y el centro histórico, objetivos por lo tanto integrados en los intereses generales que se persiguen con el ejercicio de la potestad de planeamiento.

En la sentencia recurrida también se distingue entre actuaciones de urbanización y actuaciones de dotación siguiendo lo indicado por el artículo 14 del TRLS de 2008. Por un lado, las actuaciones de urbanización implican una nueva urbanización; mientras que las de dotación tienen por objeto incrementar las dotaciones públicas en un suelo ya urbanizado. La Sala de instancia llega a la conclusión de que la actuación no puede considerarse de dotación basándose en dos aspectos: el primero, porque nos encontramos ante un suelo urbano no consolidado, de los cuáles una parte importante se corresponde al Estadio Vicente Calderón y de suelo industrial propiedad de la empresa Mahou. Junto con ello se encuentran redes públicas importantes, como la Calle 30, y dos colegios públicos; el segundo porque la Modificación requiere la reforma o renovación íntegra de la urbanización de este ámbito concreto que se crea ex novo, reconvirtiendo sus usos.

Ninguno de los motivos alegados por Mahou ni por el Club Atlético de Madrid son aceptados por el Tribunal Supremo. Sobre los aspectos de incongruencia alegados, cabe destacar el referido a los que expresan que no hay respuesta alguna a la no aplicación al supuesto de autos de diferentes preceptos autonómicos que validarían la inaplicabilidad de la regla de tres alturas más ático al ámbito Mahou-Calderón. Sin embargo la sentencia de instancia ya había recogido la misma parte dispositiva que la STSJ de 13 de abril de 2015 que extrae del contenido de la Memoria en la motivación del Plan el régimen de alturas como determinación estructurante «habida cuenta que condicionaba la efectividad del coeficiente de edificabilidad del área», excediendo el cociente previsto los límites de edificabilidad recogidos en la Ley.

En cuanto a la distinción realizada entre “actuación de urbanización” y “actuación de dotación”, que es muy relevante en este caso puesto que de ello depende que se deba dar cumplimiento a la obligación de la reserva de vivienda protegida, la sentencia acoge la conclusión a la que ha llegado el TSJ de que lo que se va a realizar es «una reforma o renovación de la urbanización de un ámbito de suelo urbanizado, y por el contrario, que tal actuación […] no tenía –solo- por objeto incrementar las dotaciones públicas en un ámbito de suelo urbanizado para reajustar su proporción con la mayor edificabilidad o densidad o con los nuevos usos».

 

Lo determinante, según el Tribunal Supremo, es el grado o nivel de la transformación que se realiza sobre un determinado suelo. «La reforma o renovación (actuación de urbanización) es “hacer ciudad”» desde un punto de vista cualitativo; mientras que «el incremento de dotaciones (Actuación de dotación) es “mejorar ciudad”» desde un punto de vista cuantitativo. Por lo tanto, en el primer caso estamos hablando de una creación que se mueve en el marco de la discrecionalidad (“ciudad diferente”), mientras que con las actuaciones de dotación se busca conseguir una mejora de la ciudad sin llegar a modificarla (“ciudad mejor”).

 

 

Texto completo

 

 

Comenta esta noticia

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn