Martes, Octubre 24, 2017

TRIBUNAL SUPREMO

  • STS 793/2016: Indemnización por Responsabilidad Patrimonial de la Administración por el lucro cesante sufrido por una empresa debido a la dilación en la concesión de la solicitud de un servicio regular de transporte de viajeros por carretera de 1978.

 

STS 793/2016, de 6 de abril: El objeto de impugnación de la presente sentencia es el recurso de casación de la sentencia dictada por la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, de 6 de mayo de 2014, interpuesto por una sociedad de transporte de autobuses, contra la desestimación presunta del recurso de reposición deducido contra resolución del Ministerio de Fomento, de 21 de diciembre de 2011, que deniega la reclamación indemnizatoria formulada por dicha sociedad el 23 de diciembre de 2009 en concepto de responsabilidad patrimonial, con fundamento esencialmente en el lucro cesante sufrido por la dilación en la tramitación de su solicitud el 30 de noviembre de 1978 de la concesión del servicio regular de transporte de viajeros por carretera, así como por los perjuicios sufridos al haberse autorizado a otras empresas, alegando que ha existido un trato desigual.

El primer asunto que resuelve el Tribunal es la prescripción de la acción. La Sala mantiene que la acción de responsabilidad patrimonial no puede ejercitarse sino desde el momento en que resulta posible, por conocerse en sus dimensiones fácticas y jurídicas el alcance de los perjuicios producidos y, por lo tanto, hasta la fecha en que obtiene la concesión no lo conoce y no podía ejercitar la acción de responsabilidad patrimonial.

Posteriormente, se determina que en el caso concreto concurren todos los requisitos establecidos en el artículo 139 LRJPAC y en la reiterada jurisprudencia que lo interpreta: a) la efectiva realidad del daño o perjuicio, evaluable económicamente e individualizadamente en relación a una persona o grupo de personas; b) que el daño o lesión patrimonial sufrido por el reclamante sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos en una relación directa, inmediata y exclusiva de causa-efecto, sin intervención de elementos extraños que pudieran influir, alterando el nexo causal; c) ausencia de fuerza mayor; d) que el reclamante no tenga el deber jurídico de soportar el daño.

En relación al reconocimiento del lucro cesante la Sala advierte de la necesidad de que se aprecie de modo prudente y restrictivo, requiriendo una prueba rigurosa de las ganancias dejadas de obtener, sin que pueda confundirse con una mera posibilidad de obtener beneficio o, lo que es lo mismo, con meras expectativas o ganancias dudosas o hipotéticas. La conclusión a la que llega en el caso de autos es que la reclamación indemnizatoria sí se fundamenta en un lucro cesante, cual es, las ganancias dejadas de obtener por el retraso en la explotación de la línea de viajeros concedida treinta años después de su solicitud de concesión.

Por todo lo expuesto, el Tribunal Supremo casa y deja sin efectos la sentencia impugnada, declarando la responsabilidad patrimonial de la Administración y reconociendo al recurrente el derecho a una indemnización.

La sentencia cuenta con un voto particular formulado por una magistrada que discrepa del parecer del resto de miembros de la Sala respecto a la pretensión de indemnización por lucro cesante.

Texto completo

Comenta esta noticia

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn