Jueves, Agosto 16, 2018

TRIBUNAL SUPREMO

  • STS 1325/2017: La proximidad del suelo urbano y sus servicios no extiende la clasificación de suelo urbano.
  • STS 1339/2017: Denegación del derecho a indemnización sin haber adquirido el derecho a los aprovechamientos urbanísticos previstos en el Plan parcial.
  • STS 1347/2017: Recurso contencioso-administrativo autónomo ante un nuevo Plan General de Ordenación.

STS 1325/2017, de 19 de julio: El Tribunal desestima el recurso de casación interpuesto contra la sentencia de 23 de mayo de 2016 del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra los Acuerdos por la Generalitat de Cataluña por los que se aprobaba definitivamente el Plan de Ordenación Urbanística Municipal de Calders.

La recurrente cree que se ha infringido el carácter reglado de la clasificación del suelo como urbano con respecto a la finca de su propiedad, ya que la misma ostenta los servicios básicos de suelo urbano y se encuentra en un área consolidada por la edificación en más de las dos terceras partes de su superficie. Sin embargo, tras un examen de la realidad física se pudo apreciar que se trata de un edificio único situado a un lado de la carretera que trataba de asimilarse a la misma entidad de los edificios del otro lado, aprovechándose de sus servicios.

El Tribunal Supremo avala en esta ocasión el pronunciamiento de la sala de estancia ya que los terrenos en liza no encajan dentro de los elementos reglados para clasificar el suelo como urbano ya que ni pueden considerarse como consolidados por la edificación, ni están insertos en la malla urbana. Aplica de esta manera una doctrina consolidada insistiendo en que el suelo urbano sólo alcanza hasta donde llegan los servicios urbanísticos «y ni un metro más allá». Se busca evitar de esta manera que el suelo urbano crezca como «si fuera una mancha de aceite» por el mero hecho de su proximidad al que ya lo es.

Texto completo

 

STS 1339/2017, de 19 de julio: El Tribunal Supremo declara que no ha lugar al recurso de casación planteado contra la sentencia de 8 de julio de 2016 del Tribunal Superior de Justicia de Navarra en la que se recurría la desestimación de un recurso de alzada contra una Orden Foral por la que se aprobaba la Modificación Estructurante del Plan Municipal de Andosilla sobre delimitación de suelo no urbanizable de protección de riesgos naturales y recalificación de sistema general de espacios libres públicos.

El principal argumento esgrimido frente a la Sala de instancia fue la ocultación de información esencial en el trámite de alegaciones del plan. Este proceso de información pública al que alude la recurrente es consecuencia de un trámite de información pública en el que a raíz de las importantes modificaciones introducidas (cambio de uso a sistema general de zona verde del sistema general de equipamiento) se hacía necesario volver a someter el expediente a un nuevo período de información pública; es por ello que se desestima esta pretensión, ya que la única documentación que se debía aportar era con respecto a este cambio de uso.

Sin embargo, en sede casacional se plantean dieciocho motivos de impugnación, que se desestiman en su totalidad. El más relevante de ellos es la alegación de la infracción del derecho de indemnización. Dicha pretensión no puede prosperar ya que la recurrente no había adquirido el derecho a los aprovechamientos urbanísticos previstos en el Plan Parcial aprobado, ni se habían ejecutado ninguno de los elementos del mismo, por lo que no queda acreditada una lesión patrimonial en bienes y derechos. 

Texto completo

 

STS 1347/2017, de 20 de julio:  El Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto contra el Auto de del Tribunal Superior de Justicia de Canarias de 26 de mayo de 2016 que desestimaba recurso de reposición frente al auto que desestimaba el incidente de ejecución de la sentencia de 1 de diciembre de 2005 (recurso 1606/2001).

Dicha sentencia estimaba recurso contencioso administrativo contra diversos actos que aprobaban las Normas Subsidiarias del municipio de Arucas, ya que unos terrenos incluidos en la Unidad de Actuación NS-10 con destino a Sistema General de Espacios Libres, no cumplen las características urbanísticas homogéneas que permitan esa inclusión.

Sin embargo, los recurrentes entienden que la aprobación definitiva parcial del Plan General de Ordenación de Arucas mediante acuerdos de 2013 y 2014 buscan eludir el cumplimiento de la sentencia recurrida infringiendo el art. 103.4 LJCA. El Tribunal Supremo avala lo expuesto por la Sala de instancia y es que no se cumple la necesidad de constatar el elemento subjetivo del motivo que se esgrime, es decir, la acreditación de la voluntad de haberse dictado con la finalidad especifica de eludir el cumplimiento de la sentencia.

De esta manera el motivo no puede prosperar porque la sentencia ya se tuvo por ejecutada el 27 de julio de 2011 y porque no hay identificación ahora con las Normas Subsidiarias de entonces, ya que nos encontramos ante la aprobación de un nuevo Plan General de Ordenación, de acuerdo con la nueva legislación, por lo que la vía de impugnación adecuada es interponer un recurso contencioso-administrativo autónomo, (recurso que fue desestimado por el TSJ de Canarias el 12 de mayo de 2017, núm. rec. 150/2014).

Texto completo 

Comenta esta noticia

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn