Lunes, Octubre 22, 2018

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA

STSJ de Madrid nº 293/2018: Nulidad del plan urbanístico “Parque Olímpico del Oeste” y “Estadio de la Peineta”.

El objeto de la sentencia es el Acuerdo de Aprobación definitiva de la Modificación Puntual del PGOUM relativa al Área de Ordenación Especial 00.08 “Parque Olímpico-Sector Oeste” y el Área de Planeamiento Específico 20.14 “Estadio de la Peineta”. Distrito de San Blas-Canillejas.

El TSJ de Madrid declara que se ha producido desviación de poder y desafección de sistemas generales en interés privado no existe en la Modificación “ninguna voluntad de destino de los suelos conforme al comprometido en la redacción original de la ficha del ámbito que se pretende modificar, pues la nueva pormenorización no está específicamente determinada en su alcance, necesidad y ejecución”. Puesto que la planificación original atribuía una finalidad específica que con la modificación se haría desaparecer, se hacía particularmente necesaria “una motivación especial basada en un estudio complejo y suficiente y no una simple llamada al cumplimiento de un convenio patrimonial”. En definitiva, la Modificación presenta como sola finalidad el cumplimiento de un convenio patrimonial, “sin que conste una voluntad real de diferir el resto del sistema general en un beneficio para la ciudad”. De este modo se quiebra el ejercicio de la potestad de planeamiento al no quedar constancia del beneficio para el interés general.

En segundo lugar, se declara la nulidad por errónea clasificación del suelo. En concreto, se declara que “no se puede pretender clasificar el suelo como urbano consolidado por el simple hecho de que el estadio estuviera en fase de consumación en las fechas de aprobación inicial del Modificación”. En el caso en cuestión, dado que se trata de dos ámbitos objeto de modificación que están vinculados funcionalmente, “la Dotación por sí sola no resulta viable si no se enmarca en la vinculación de los dos ámbitos”. La correcta clasificación sería la de urbano no consolidado.

En tercer lugar, se declara que se vulnera el artículo 67.2 de la Ley de Suelo de la Comunidad de Madrid en la medida en que la Modificación establecía una monetización vinculada a operaciones urbanísticas ya anuladas por el mismo tribunal (plan “Mahou-Calderón”).

Por último, en relación con el cumplimiento de las exigencias establecidas por la Ley del Ruido, la sentencia considera que los estudios ambientales y acústicos presentados no son suficientes en la medida en que no cuentan con datos sobre la influencia de las actividades a desarrollar en el Estadio.

Texto completo

 

Comenta esta noticia

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn